Vacantes

Agradecemos su interés en trabajar en Grupo COVICO; a través de nuestra bolsa de trabajo electrónica podrá dar de alta su información para formar parte de nuestra cartera de candidatos.

    Cargue aquí su archivo curriculum en PDF o WORD

    El vidrio es un material sólido inorgánico que es duro y quebradizo a la vez, sin forma definida. Se forma con la fundición a altas temperaturas de diversas sustancias minerales, como los carbonatos o sales y las variedades de arena, que luego son enfriadas de manera rápida en un molde o manipuladas con herramientas para darle forma.

    Es decir que el vidrio puede hacerse a base de arena común (que está compuesta en su mayoría por dióxido de silicio) en estado líquido. Ese estado no podría producirse en una playa de arena debido a que necesita ser expuesta a una temperatura extremadamente alta para derretirse, a partir de los 1700º C.

    La arena luego de ser fundida y de enfriarse sufre una transformación en su estructura por lo que no vuelve al estado anterior de sustancia amarilla arcillosa, sino que se convierte en un material sólido y cristalino sin forma determinada.

    El vidrio se utiliza desde la época antigua y sigue siendo un elemento importante en la actualidad que se emplea en diversos usos, como artículos para el hogar, decoración, infraestructura, telecomunicaciones, aparatos electrónicos, equipos para estudios de salud, maquinarias de trabajo, entre muchos otros. Además de los múltiples usos, tiene la ventaja de que puede ser reciclado reiteradas veces.


    Características del vidrio

    El vidrio se caracteriza por ser:

    • Un material duro, incluso cuando es muy delgado.
    • Un material quebradizo en caso de ser golpeado de manera leve.
    • Un material maleable a través de diferentes métodos que permiten lograr un acabado distinto, como el vidrio templado, recocido, termo acústico, blindado, laminado, entre otros.
    • Un material producto de la fundición y el enfriamiento que puede volver a ablandarse al exponerlo a temperaturas mayores a los 800º C.
    • Un material que puede reciclarse reiteradas veces.


    Propiedades del vidrio

    Entre las principales propiedades del vidrio se destacan:

    • Cualidades ópticas. Consisten en la transmisión del espectro visible de la luz que depende de la composición y pureza del vidrio. Los de mayor capacidad de transmisión de la luz son aquellos exentos de compuestos de hierro.
    • Composición. Consiste en la diversidad de componentes minerales, como el carbonato de sodio, la caliza, el dióxido de silicio, el óxido de aluminio, que pueden usarse y combinarse para fundirlos y crear diferentes tipos y calidades de vidrios.
    • Color. Consiste en ciertos componentes que se agregan al momento de la fusión para obtener un acabado de diferente color en el vidrio. Por ejemplo, un color rojo azulado se puede conseguir agregando óxido de cobalto, un color amarillo se conseguirá agregando óxido férrico y una coloración azulada se conseguirá agregando óxido ferroso.
    • Textura. Consiste en la superficie del vidrio que se puede percibir con la vista o el tacto y las variantes se pueden obtener dependiendo del proceso de fundido y ciertos componentes.
    • Maleabilidad. Consiste en los métodos de moldeado que se realizan en la etapa de fundición previo al enfriamiento, según el uso que tendrá el vidrio, como un ventanal o una botella. Los métodos pueden ser: prensado, soplado y laminado, entre otros.
    • Cualidades térmicas. Consisten en la capacidad de conducir la temperatura, tanto el calor como el frío. El vidrio, una vez endurecido, no tiene un punto de temperatura de ablandamiento definido, pero oscila entre los 600º C y 700º C.
    • Densidad. Consiste en la cantidad de masa que contiene el vidrio y que depende del tipo de materiales combinados en el proceso de fundición. En general, la densidad del vidrio ronda los 2500 kg/m3.
    • Corrosión. Consiste en la capacidad de tolerar el desgaste que tiene el vidrio y que depende de su composición química. Existen cuatro sustancias principales frente a las que el vidrio puede romperse: el ácido hidroclorhídrico, el ácido fosfórico de alta concentración, las concentraciones alcalinas a altas temperaturas y el agua a temperatura elevada.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    siete + 16 =

    Área de vacantes